W3C

Estándar del W3C que simplifica la creación de aplicaciones Web con soporte del habla

La Especificación de Diccionario de Pronunciación reduce costes gracias a la reutilización

Contacto para América y Australia --
Ian Jacobs, <ij@w3.org>, +1.718.260.9447
Contacto para Europa, África y Oriente Medio --
Marie-Claire Forgue, <mcf@w3.org>, +33.492.38.75.94
Contacto para Asia --
Fumihiro Kato <fumi@w3.org>, +81.466.49.1170

(También disponible en ingles, francés y japonés. Compruebe las traducciones en otros idiomas)



http://www.w3.org/ -- 14 de octubre de 2008 -- El W3C ha publicado un estándar que simplificará el desarrollo de las aplicaciones Web que hablan y escuchan a los usuarios. La Especificación de Diccionario de Pronunciación (PLS) 1.0 es la pieza más reciente de la Infraestructura de Interfaz del Habla del W3C para crear aplicaciones Web manejadas por voz y habla. PLS puede reducir el coste de desarrollo de estas aplicaciones ya que permite a la gente compartir y reutilizar diccionarios de pronunciación. Además, PLS puede facilitar la localización de aplicaciones separando los temas de pronunciación de otras partes de la aplicación.

"Los diccionarios de pronunciación estándares eran la pieza que se necesitaba en la Infraestructura del Habla del W3C", comentó Paolo Baggia, Director de Estándares Internacionales en Loquendo y editor de la especificación de PLS 1.0. "Estoy muy contento de haber colaborado activamente en cubrir este hueco. Como resultado, a partir de hoy la gente puede crear aplicaciones de voz '100% estándar'."

La interacción por voz es parte de la visión del W3C de una Web única

Las aplicaciones Web manejadas por voz del mundo real son abundantes, aunque la gente no siempre se da cuenta de que se está interactuando con un servicio Web. Ejemplos de esto puede ser la información de salida y llegada de vuelos, transacciones bancarias, alertas telefónicas automatizadas de citas y recepcionistas telefónicos automatizados. Se puede estimar que más del 85% de las aplicaciones de Respuesta de Voz Interactiva (IVR) para telefonía (incluyendo móvil) usa el estándar VoiceXML 2.0 de W3C.

"En el mundo, hay 10 veces más teléfonos que PCs con conexión. Los teléfonos llegarán a ser la mayor vía entrada a la Web," dijo James A. Larson, co-director del Grupo de Trabajo de Navegador por Voz, que ha producido el nuevo estándar. "El reconocimiento del habla todavía no está muy asociado con la 'Web visual', pero esto cambiará cuando los dispositivos continúen haciéndose más pequeños y sus teclados más difíciles de usar, y cuando los teléfonos móviles se hagan más comunes en regiones con bajos niveles de alfabetización."

Pedir direcciones mientras se conduce y oír la respuesta a través de la síntesis del habla es una ilustración de lo práctico que pueden ser las aplicaciones de "manos libres" para los usuarios móviles. Las aplicaciones de voz también benefician a la gente con ciertas discapacidades (como las limitaciones visuales) y a personas que no pueden leer.

El W3C considera el acceso de voz como una pieza del acceso "multimodal" más general, donde los usuarios pueden usar combinaciones de medios para interactuar: entrada de datos por voz, respuesta hablada, tinta electrónica, entrada de datos táctil y gestos físicos (como los que se utilizan en algunos videojuegos). El Grupo de Trabajo de Navegador por Voz y el Grupo de Trabajo de Interacción Multimodal están coordinando sus esfuerzos para hacer la Web disponible en más dispositivos y en más situaciones.

Sobre el Consorcio World Wide Web [W3C]

El Consorcio World Wide Web (W3C) es un consorcio internacional donde las Organizaciones Miembro, el personal a tiempo completo y el público en general, trabajan conjuntamente para desarrollar estándares Web. El W3C lleva a cabo su misión a través de la creación de estándares Web y pautas diseñadas para garantizar el crecimiento de la Web a largo plazo. Más de 400 organizaciones son Miembros del Consorcio. El W3C está gestionado conjuntamente por el Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial del MIT (MIT CSAIL) en los Estados Unidos, el Consorcio Europeo para la Investigación en Informática y Matemáticas (ERCIM) en Francia y la Universidad de Keio, en Japón, y cuenta además con oficinas en todo el mundo. Para obtener más información visite http://www.w3.org