Web Semántica del W3C

Del caos al orden: estándar del W3C que ayuda a organizar el conocimiento

SKOS relaciona varios sistemas de organización de conocimiento con datos enlazados

Contacto --
Ian Jacobs, <ij@w3.org>, +1.718.260.9447

(También disponible en inglés. Compruebe las traducciones en otros idiomas)



http://www.w3.org/ -- 18 de agosto de 2009 -- El W3C anuncia, hoy, el lanzamiento de un nuevo estándar que tiende un puente entre el mundo de los sistemas de organización de conocimiento (como son tesauros, clasificaciones, encabezamientos de materia, taxonomías y folksonomías) y la comunidad de datos enlazados, reportando beneficios en ambos ámbitos. Bibliotecas, museos, periódicos, portales de la administración pública y redes sociales, entre otras comunidades que gestionan gran cantidad de libros, revistas, documentos históricos, informes de prensa, glosarios de negocios, entradas de blog y demás conceptos pueden utilizar ahora el Sistema de Organización Simple de Conocimiento (SKOS) para potenciar la utilidad de los datos enlazados. Varias comunidades de gran competencia y con vocabularios de prestigio los integran en la Web Semántica utilizando SKOS, con lo que aumenta el valor de la información disponible para todos los usuarios.

SKOS se adapta a varios sistemas de organización de conocimiento

Un punto de partida útil para comprender el papel de SKOS es la serie de encabezamientos de materia publicados por la Biblioteca del Congreso (LOC) de EE.UU. para categorizar sus libros y vídeos, entre otros recursos. Estos encabezamientos pueden utilizarse para ampliar o restringir las consultas a la hora de localizar un recurso. Los encabezamientos están diseñados para ayudar a ampliar o restringir las consultas sobre estos recursos. Por ejemplo, si estamos buscando un libro, podemos reducir la consulta de "Literatura de China" a "Drama de China" o ir más allá y reducirla a "Obras infantiles de China".

Los encabezamientos de la Biblioteca del Congreso de los EE.UU. han evolucionado a lo largo de las décadas gracias a la comunidad de usuarios. Al publicar estos encabezamientos en SKOS, la Biblioteca del Congreso los ha hecho accesibles para la comunidad de datos enlazados, que se beneficia de un conjunto de términos de eficacia comprobada que puede reutilizar para sus propios datos. Esta reutilización incrementa el valor del conjunto a través del denominado "efecto red". Cuando la gente de todo el mundo reutiliza el mismo concepto de la Biblioteca del Congreso para "Drama de China", o un concepto para cualquier otro vocabulario enlazado a este, se crean nuevas rutas para descubrir información, e incrementa las posibilidades de que se encuentren elementos relevantes. Por ejemplo, las equivalencias entre vocabularios en un esfuerzo combinado de los Proyectos STITCH, TELplus y MACS, que ofrecen enlaces entre los conceptos de la Biblioteca del Congreso y RAMEAU, una colección de encabezamientos de términos franceses usados por la Biblioteca Nacional de Francia y otras instituciones.

Puede utilizarse el SKOS en encabezamientos, pero también en muchas otras estrategias de organización de conocimiento. Dado que cada comunidad puede utilizar un esquema de organización distinto, SKOS está diseñado para adaptar diversos sistemas de organización de conocimiento a la Web.

"En los últimos siete años, la participación activa de las bibliotecas ha sido clave en el desarrollo de SKOS para garantizar que éste satisface una gran variedad de necesidades", afirma Thomas Baker, co-presidente del Grupo de Trabajo de Desarrollo de Web Semántica, que ha publicado SKOS. "Uno de los objetivos de desarrollar SKOS era crear nuevas utilidades para los sistemas de organización de conocimiento más arraigados al establecer una vinculación en la nube de datos enlazados".

SKOS forma parte de las tecnologías de la Web Semántica. Como el Lenguaje de Ontologías Web (OWL), SKOS puede utilizarse para definir vocabularios. Pero ambas tecnologías fueron diseñadas para satisfacer necesidades diferentes. SKOS es un lenguaje sencillo con algunos conceptos más especializados y enfocados a la organización de conocimiento, mientras que OWL ofrece herramientas más generales y potentes para aplicaciones en las que utilizar un mayor rigor en los datos reporta beneficios adicionales (por ejemplo, el procesamiento de reglas de negocio).

Si desea obtener más información, consulte la Introducción a SKOS.

Sobre el Consorcio World Wide Web (W3C)

El Consorcio World Wide Web (W3C) es un consorcio internacional donde las organizaciones miembro, personal a tiempo completo y el público en general, trabajan conjuntamente para desarrollar estándares Web. Más de 400 organizaciones son Miembros del Consorcio. El W3C está gestionado conjuntamente por el Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial del MIT (MIT CSAIL) en los Estados Unidos, el Consorcio Europeo para la Investigación en Informática y Matemáticas (ERCIM) en Francia y la Universidad de Keio, en Japón, y cuenta además con oficinas en todo el mundo. Para obtener más información visite http://www.w3.org